Regresar a la Portada del Código da Vinci

 

Código da Vinci

Parte I

¿Qué es? ¿Cómo lo ha juzgado la crítica de prestigio? ¿Qué trama tiene?


 

La deformación de la verdadera imagen de una realidad


 

1. ¿Qué es el Código da Vinci?

  • Es un best-seller norteamericano, un superventas fruto de un marketing bien gestionado y de una notable inversión económica.
  • Se ha convertido en un genuino producto de la cultura de masas.

2. ¿Cómo se ha promocionado el libro?

  • Según los métodos convencionales de promoción los best-sellers que aspiran a convertirse un producto de masas: lanzamiento publicitario; libro en rústica; libro ilustrado; lanzamiento de la película; etc.

  • Ha sido un libro extraordinariamente publicitado.


    Se afirma que la editorial Doubleday, de la Random House de Nueva Cork, distribuyó gratuitamente 10.000 ejemplares a periodistas y medios de comunicación.

  • Según el New York Times, la editorial no había hecho jamás una inversión económica de ese volumen con ninguno de sus productos.

 

Ha tenido una auténtica promoción mundial, mediante:

  • Entrevistas al autor en los principales medios de comunicación. En ellas, el autor suele proponerse a sí mismo como un gran investigador, serio y riguroso, que ha tardado mucho tiempo en desvelar unos secretos de importancia mundial.


    Brown declaró en el 2003 al Philadelphia Inquirer: “Cuando usted haya terminado el libro, habrá aprendido grandes cosas. He tenido que investigar muchísimo”.


    Afirmaba que su libro ha sido “meticulosamente contrastado y es muy exacto”.

  • Difusión privilegiada del libro en las librerías.
  • Webs sobre el libro y sobre el autor en internet, foros, etc.

  • Juegos de adivinanzas en Internet sobre temas del libro.

  • Promoción de la película.

    Todo este fenómeno ha generado el clima general de expectación, conveniente para la promoción de una película de la Columbia Pictures.

    La película, dirigida por Ron Howard y producida por Brian Grazer, cuenta con Tom Hanks de protagonista masculino.

    La película cuenta con un presupuesto, según la publicidad, de 100 millones de dólares.

    El escenario será el Museo del Louvre, que cobrará –también según la publicidad- 50.000 euros diarios por el rodaje de la película.

 

3. ¿Qué signo ideológico tiene?

Abiertamente anticatólico.

  • Afirma el sociólogo americano Philip Jenkins que el éxito de este producto es una prueba más de que el anti-catolicismo se ha convertido en el “último prejuicio aceptable”.

  • Para el estudioso español G. Noblejas, este libro no es un inocente pasatiempo literario –como sostienen algunos- sino una perversa "ficción seudo-histórica". “Ser "antidemocrático" resulta hoy imperdonable, por inadmisible. Ser "anticristiano" parece que es admisible y en cualquier caso, "perdonable".


    Para este autor, “atreverse a presentar como inmorales a personas e instituciones de la Iglesia, y a la misma Iglesia y a Jesucristo, parece que aún tiene el morbo de "atacar" un tabú que es preciso "desenmascarar", o algo así, sabiendo que está admitido por la corrección política hoy en boga.”

4. El “gran argumento”: la historia “escrita por los vencedores”

  • Brown insiste en que parte de su trabajo consiste en recuperar la historia de Jesús supuestamente perdida, ya que la visión actual fue escrita–afirma- no es objetiva, porque fue escrita “por los vencedores” (el bando de Pedro).
  • Brown se sirve de un enunciado general en el que hay un cierto fondo de verdad (la historia nunca es del todo objetiva) para concluir en una gran falsedad (que la historia del Cristianismo es mentira).
  • Si hay un accidente, por ejemplo, cada testigo contará una parte de la historia: los seres humanos no somos completamente objetivos. Pero si hay cuatro testigos del accidente que cuentan lo sustancial del hecho, todos esos relatos son fiables.

    Esto es lo que sucede con los Cuatro Evangelios, que se complementan entre sí.
  • Brown ha inventado un supuesto hecho alternativo, políticamente correcto, pero... falso, sin base histórica.

 

5. ¿A qué género pertenece el Código?

  • Es un producto híbrido, con elementos de novela de acción y misterio, de novela negra, de trama de investigación y manifiesto ideológico.
  • Es un producto muy asequible, de carácter elemental, dirigido al público sin exigencias literarias.
  • Sólo aparentemente, es una novela histórica. Digo aparentemente, porque en las novelas históricas los autores hacen un trato implícito con sus lectores: aunque incluyan personajes ficticios respetan la realidad histórica ( o lo que para la mayoría se entiende como la realidad histórica).
  • De hecho, muchos lectores disfrutan con este tipo de ficción, porque es una manera amena de aprender historia, mediante una trama novelada. Es lo que sucedió por ejemplo, con la novela “Fabiola”.
  • Pero el Código no es una simple novela. Y no es una novela histórica: porque no se basa en la historia, ni la respeta: Brown simplemente, se la inventa.
  • Intenta hacer creíble sus fantasías mediante la mezcla de sucesos imaginarios y algunos hechos reales, afirmando que el conjunto es el “resultado de investigaciones históricas serias”.
  • Brown pone en boca de sus personajes frases como “los historiadores se asombran de que...”; “afortunadamente para los historiadores...”; “muchos expertos afirman...”, etc., para dar la impresión de que sus invenciones han sido aceptadas por “historiadores” y por “expertos”, algo que es falso. No dice nombres de historiadores de renombre; y no hay ningún historiador serio que avale sus tesis.

 

6. ¿Cómo ha sido calificado por la crítica literaria?

  • Ningún crítico literario de prestigio la ha valorado positivamente. Habitualmente, la crítica ha sido demoledora.

España

    • El País, F. Casavella

      "El Código Da Vinci" [es] el bodrio más grande que este lector ha tenido entre manos desde las novelas de quiosco de los años setenta (...) Y no puedo dejar de felicitar a las editoriales de todo el mundo que en su día rechazaron la publicación de esta infamia y ahora no se arrepienten. Es la demostración de un resto de dignidad, no sólo en el mundo editorial, sino en el sistema mercantil”.

 

    • “El Cultural”, El Mundo, 4 de diciembre de 2003 El Código Da Vinci: libro oportunista y pueril. Por Rafael Carbona.

      Los libros que nacen con vocación de best-seller apenas logran ocultar su condición de productos manufacturados. El libro no es una obra de creación, sino un artefacto concebido para transformarse en un fenómeno comercial. Reúne todos los elementos que garantizan el éxito fácil: una trama policíaca, con conexiones políticas y religiosas, unos personajes estereotipados, ciertas dosis de trascendencia filosófica, un erotismo libre de estridencias y una escritura plana. (…)

      Tal vez Brown haya pretendido emular a Umberto Eco, mezclando misterio, erudición y filosofía, pero sólo ha conseguido elaborar un libro oportunista y pueril. La perplejidad de Langdon ante una inscripción que se atribuye a una lengua muerta se resuelve cuando un espejo revela que las letras están simplemente invertidas. La presunta implicación del Vaticano sólo evidencia una obscena complacencia con el escándalo. Ron Howard ya ha manifestado su intención de realizar una adaptación cinematográfica. Si es cierto que los malos libros inspiran excelentes películas, habrá que esperar una obra maestra.

 

  • La Razón, José María Carrascal

    “Se destaca la ensalada de hechos y fábulas que maneja, sin aclarar nada. El crítico del New York Times lo ha calificado de 'insulto a la inteligencia'”

Estados Unidos

    • New York Daily News Celia McGee.

      “Sus errores de bulto sólo no llaman la atención al lector poco instruido”.
    • Weekly Standard, Cynthia Grenier.
    • “Por favor, alguien debería dar a este hombre y a sus editores unas clases básicas sobre la historia del cristianismo y un mapa”.

 

Inglaterra

    • The Times (Londres)Santa farsa. Por Peter Millar. 21 de junio de 2003

      “Este libro es, sin duda, el más tonto, inexacto, poco informado, estereotipado, desarreglado y populachero ejemplo de pulp fiction que he leído.

      En La Herencia Scarlatti, El Círculo Matarese o El Engaño Prometheus, Robert Ludlum entretejió una trama de complots extravagantes protagonizados por personajes de cartón piedra que entablan diálogos ridículos. Dan Brown, me temo, es su digno sucesor.

      Ya es malo que Brown abrume al lector con referencias New Age (...) pero es que además lo hace mal.

      Los editores de Brown han obtenido un puñado de elogios brillantes de escritores de película de suspense americanas, de esos de tercera fila. Sólo puedo deducir que la razón de su alabanza exagerada puede ser porque sus obras, cuando se las compara con este libro, quedan elevadas a la categoría de obra maestra”.

 

7. ¿Cuál es el mensaje esencial de El Código da Vinci?

  • Brown afirma que ha descubierto la verdad del mensaje de Cristo gracias al conocimiento de unas claves secretas.

8. ¿Qué trama cuenta la novela?

 

  • El primero de sus 105 capítulos describe el asesinato en el Museo del Louvre de un conservador del museo, Saunière “experto en diosas”, por un malo-malísimo albino de ojos rojizos.

 

  • Saunière deja unas pistas, al colocarse antes de morir en el suelo del museo del mismo modo que el famoso “hombre de Vitruvio”, que representa a un hombre inscrito en un círculo y un cuadrado. Dibuja con su sangre varias claves, anagramas y un pentáculo.

 

  • Su nieta Sophie Neveu, una criptóloga, y Robert Langdon, un investigador profesor de Harward en simbología religiosa, que está de paso en París comienzan a investigar el caso aquella misma noche, y van descubriendo pistas a velocidad de vértigo.

 

  • Como el nombre de Langdon aparece en los papeles de Saunière que descubre la policía, el americano se convierte en el principal sospechoso y se ve obligado a aliarse con Sophie para evadir a la policía mientras descifran las pistas que ha dejado el abuelo.

 

  • Descubren que Saunière, al colocarse de ese modo, trataba de dejar un mensaje no sobre su asesino, sino acerca del gran secreto. ¿Cúal es ese secreto?


    Pues... ni más ni menos, que ell abuelo de Sophie es el Gran Maestre de una sociedad secreta, el Priorato de Sion, dedicada a la protección de los documentos históricos que niegan la divinidad de Jesús.


    Su nieta descubrió –años antes- a su abuelo en mitad de un ritual de carácter inmoral, rodeado por numerosas personas enmascaradas; un ritual que el autor va relatando de forma fragmentaria y gradual para excitar el interés morboso del lector.
  • Silas, el malo-malísimo, asesino de Saunière, obedece a las indicaciones del "obispo del Opus Dei”, Aringarosa, pero tras ellos existe otra figura misteriosa, conocida como el “Teacher”.
  • Gracias a las pistas que dejó Sauniere, Sophie y Langdon van encontrando distintos documentos, mientras el autor va hilvanando, una tras otras, consideraciones sobre -más bien en contra de- la Iglesia Católica. Se pinta a la Iglesia como mentirosa, encubridora, asesina, malvada, etc., etc.

  • La historia de los dos mil años de la Iglesia es, según Brown, la historia de la lucha entre la Iglesia Católica y el Priorato de Sión.

  • El gran secreto era que (siempre según Brown) originalmente y durante milenios la humanidad habría practicado una espiritualidad equilibrada entre lo masculino y lo femenino en la que se veneraba a las diosas y al poder de las mujeres.

  • Afirma que Jesús estuvo casado con María Magdalena, que estaba embarazada cuando lo crucificaron. Pero san Pedro, según Brown, estaba celoso de la Magdalena y se puso a desfigurar la verdadera enseñanza de Jesús, suplantándola por la suya propia.
  • Los descendientes de Jesús y la Magdalena sobrevivieron en Francia, fundaron nada menos que la dinastía merovingia y se mantuvieron además de forma anónima, protegidos por el Priorato, hasta llegar a Sophie, la última descendiente.

  • El Priorato es por tanto, "el guardián de la verdadera fe en Jesús y María Magdalena", basada en la teoría del “sagrado femenino”. Y el Santo Grial no es el cáliz de Cristo, sino el seno de María Magdalena.
  • Esa búsqueda de claves les llevará desde los Bancos de Zurich a la iglesia del Santo Sepulcro, y de la Abadía de Westminster a las pinturas de Leonardo Da Vinci.

  • Así se llega al descubrimiento final: bajo la pirámide de cristal del patio del Louvre están enterrados, tachín, tachán, los restos de la Magdalena. Y Langdon, al descubrirlo, caerá de rodillas, escuchando en su interior "la voz de la sabiduría de los tiempos".

 

9. ¿En qué fuentes se basa?

 

Según Amy Welborn, las fuentes básicas del autor son las siguientes:

 

  • El libro “El enigma sagrado” de Baigent, Leigh y Linconl, publicado en 1981, y sus secuelas, como “La Revelación de los Templarios”, de Pyknett.

 

  • Las teorías en torno a la “edad perdida de las diosas” y en concreto a lo “sagrado femenino” del libro de Margaret Starbird: “María Magdalena, ¿la esposa de Jesús?”. La descripción que hace Brown de María Magdalena procede de ese libro, que la propia Starbird calificó de obra de ficción.

 

  • El gnosticismo. Era un sistema intelectual y espiritual ampliamente difundido en el mundo antiguo, de carácter esotérico, que sostiene que el verdadero conocimiento -la palabra gnosis significa conocimiento- sólo es accesible a unos pocos.

 

 

10. ¿El autor se basa en algún estudio científico?

 

No. Ni sus fuentes son dignas de crédito, ni tienen base histórica alguna.

Los estudiosos de esta obra destacan:

  1. Las afirmaciones de Brown sobre la historia del cristianismo primitivo son claramente falsas.

  2. No emplea ni una sola fuente contemporánea, como el Antiguo Testamento, los escritos de los Padres o los documentos litúrgicos o históricos.

  3. Sus planteamientos de la formación del Canon de la Sagrada Escritura, y del primitivo conocimiento cristiano de la identidad de Jesús son todos falsos.

  4. En "El Código Da Vinci" se afirma que Jesús estuvo casado. Brown afirma tajantemente: «Ese matrimonio está documentado en la historia». Pero: ¿dónde está documentado? No lo dice.


    Ir a la segunda parte de este estudio

Regresar a la Portada del Código da Vinci


Volver a la Página Principal


Para saber más: el Código da Vinci en diez minutos