.

 

10 Julio


1. Evangelio:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: "No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros. Si alguno no os recibe o no os escucha, al salir de su casa o del pueblo, sacudid el polvo de los pies"


2. Temas para pensar:

¿Entre mis mortificaciones está la de gastar sólo lo necesario? ¿Ofrezco al Señor algún “capricho”? ¿Si se puede elegir, dejo que otros cojan lo mejor? ¿Presto mis cosas, aun las más valiosas? ¿Me permito lujos? ¿Cómo cuido las cosas, para que duren?

¿Pienso que hay miles de personas en el mundo bajo el nivel de la pobreza? ¿Actúo con la responsabilidad de un cristiano consecuente? ¿Doy limosna, ayudo con algo de mi dinero?


3. Rezar con la Iglesia, con los hombres de Dios y con los santos

Santa Maravillas de Jesús

Amar y sacrificarse no es muy difícil, ¿verdad? Donde no hay sacrificio, no hay amor.

Santa Teresita del Niño Jesús

Lo cantaré siempre, aunque las rosas tengan que cultivarse en medio de espinas. Cuanto más grandes y punzantes sean las espinas, más dulce ha de ser mi canto. No hay vida sin sacrificio, pero Qué consuelo para los que creemos en Jesús; nada quedará sin escribirse en el Libro de la vida.

Padre Marcial Maciel 

*Si Cristo Jesús es Dios, y murió por mí, entonces no hay sacrificio demasiado grande que pueda yo hacerle.

 

San Josemaría:

* No lo olvides: aquel tiene más que necesita menos. -No te crees necesidades.

* Despégate de los bienes del mundo. -Ama y practica la pobreza de espíritu: conténtate con lo que basta para pasar la vida sobria y templadamente.

-Si no, nunca serás apóstol.

* No consiste la verdadera pobreza en no tener, sino en estar desprendido: en renunciar voluntariamente al dominio sobre las cosas. -Por eso hay pobres que realmente son ricos. Y al revés.

* No tienes espíritu de pobreza si, puesto a escoger de modo que la elección pase inadvertida, no escoges para ti lo peor.

* Todas las cosas de este mundo no son más que tierra. -Ponlas en un montón bajo tus pies, y estarás más cerca del cielo.


 

4. Propósito: