.

 

20 Julio


1. Evangelio:

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: "Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco." Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.


 

2. Temas para pensar:

¿Acudo, como los apóstoles, a contarle al Señor mis planes de verano? ¿Puedo pararme con Él, todos los días, unos minutos ante el Sagrario? ¿Le hablo de mis amigas y de mis amigos? ¿Puedo invitar a algún amigo, a alguna amiga, a hacer la oración conmigo?


3. Rezar con la Iglesia y con los santos

Concilio Vaticano II

*El Sacrificio eucarístico es « fuente y cima de toda la vida cristiana ».

Juan Pablo II, Encíclica  Ecclesia de Eucharistia

*En la Eucaristía, "Cristo nos recibe a cada uno de nosotros"

San Alfonso María de Ligorio

*Jesús en el Sacramento es esta fuente abierta a todos, donde siempre que queramos podemos lavar nuestras almas de todas las manchas de los pecados que cada día cometemos.

Santo Tomás de Aquino

*Prodigio admirable! Comer al Señor el pobre, siervo y humilde.

San Josemaría

* Jesús se quedó en la Eucaristía por amor..., por ti.

–Se quedó, sabiendo cómo le recibirían los hombres..., y cómo lo recibes tú.

–Se quedó, para que le comas, para que le visites y le cuentes tus cosas y, tratándolo en la oración junto al Sagrario y en la recepción del Sacramento, te enamores más cada día, y hagas que otras almas –¡muchas!– sigan igual camino.

* Muchos, con aire de autojustificación, se preguntan: yo, ¿por qué me voy a meter en la vida de los demás? –¡Porque tienes obligación, como cristiano, de meterte en la vida de los otros, para servirles! –¡Porque Cristo se ha metido en tu vida y en la mía!

* Quizá ayer eras una de esas personas amargadas en sus ilusiones, defraudadas en sus ambiciones humanas. Hoy, desde que El se metió en tu vida –¡gracias, Dios mío!–, ríes y cantas, y llevas la sonrisa, el Amor y la felicidad dondequiera que vas.4.

* Eres demasiado "precavido" o demasiado poco "sobrenatural" y, por eso, te pasas de listo: no te inventes tú mismo las "pegas", ni quieras despejarlas todas.

–Quizá el que te escucha sea menos "listo" o más "generoso" que tú y, como cuenta con Dios, no te pondrá tantos peros.

* No soy el apóstol que debiera ser. Soy... el tímido.

–¿No estarás achicado, porque tu amor es corto? –¡Reacciona!

Propósitos: