Página de Inicio

 

Acusaciones y valoraciones generales sobre los católicos


Escena de un partido


Desde los comienzos del cristianismo se han lanzado sobre toda la Iglesia acusaciones generales e indiscriminadas. Tertuliano se hacía eco en su "Apología contra los gentiles", en el año 200, de las acusaciones contra los cristianos:

  • "[Dicen] que en la reunión nocturna sacrificamos un niño y nos lo comemos; y que en la sangre de ese niño degollado mojamos el pan y empapado en sangre, nos comemos un pedazo cada uno. Que en la oscuridad nos mezclamos impíamente con las hermanas o las madres. La opinión popular nos considera reos de estos delitos, y hace tiempo que se nos acusa de ellos… “(Apología, c.7)

Esas acusaciones se han ido repitiendo a lo largo de los siglos hasta la actualidad, con diversos modos y formulaciones. Se dan, por ejemplo, en aquellos países árabes en los que se prohíbe la práctica del cristianismo; o en naciones como Vietnam, donde la agencia ACI denunciaba la condena a cuatro cristianos por organizar reuniones de oración:

“La organización de vigilancia de derechos humanos “Freedom House” dEstados Unidos –afirmaba esta agencia- anunció el 19 de mayo que cuatro líderes cristianos de la etnia Hmong han sido condenados a penas de cárcel bajo la vaga ofensa de “alterar el orden público” por organizar reuniones de oración.

Las penas van de 26 a 36 meses de cárcel (…) las acusaciones contra los cristianos se basan en el hecho de que estos líderes organizaron liturgias dominicales, reuniendo entre 50 y 60 personas.

Los últimos cuatro arrestados son: Ly Chin Sang, de 60 años, cristiano desde 1991, sentenciado a 36 meses.

Ly Sin Quang, de 28 años, hijo de Ly Chin Sang, también cristiano desde 1991. Él y su esposa, Vang Thi Da, tienen cuatro hijos menores.

Vang Chin Sang, de 56 años, cristiano desde 1999, casado con Ma Thi Pang y padre de un muchacho de 13 años.

Vang My Ly, de 24 años, cristiano desde 1991. Su esposa se llama Ma Thi Di. Es padre de tres hijos pequeños.

Los familiares de estos últimos prisioneros y de los otros diez arrestados anteriormente, describen terribles condiciones carcelarias, además de la confiscación de sus biblias y prácticamente todos los efectos personales (…) son amenazados con ser castigados aún más severamente si no abandonan el cristianismo y restauran un altar para sus antepasados”.

En Europa

Otros países han alcanzado un mayor grado de libertad, tolerancia y respeto hacia la conciencia y la práctica religiosa. Pero no faltan países donde siguen dándose críticas indiscriminadas, por parte de algunos medios de comunicación y sectores de la población, hacia todo lo cristiano, por el hecho de serlo

En este sentido, los cristianos del Opus Dei no son una excepción, y se convierten con frecuencia –como tantos otros miembros de la Iglesia en el pasado o en la actualidad- en el blanco de acusaciones generales, con frecuencia, por el simple hecho de intentar vivir su fe con coherencia.

La respuesta de los cristianos debe ir en consonancia con el espíritu y el mensaje de Cristo. Esta fue, en concreto, la respuesta de san Josemaría, fundador del Opus Dei: una respuesta llena de sentido sobrenatural, optimismo, comprensión, buen humor y objetividad:  

—No juzgues a los demás;

—no ofendas ni siquiera con la duda;

—ahoga el mal en abundancia de bien;

—siembra lealtad, justicia y paz;

—pasa por alto las interpretaciones torcidas;

—habla cuando pienses en conciencia que debes hablar;

—perdona, siempre, pronto, y todo con la sonrisa en los labios;

—y deja todo en manos de nuestro Padre Dios.


José Miguel Cejas