Inicio

 

Ximena Espinoza, juez de un Juzgado de Menores. Rancagua, Chile.



Sé que rezan por mí

Conocí la Obra hace 16 años, y desde entonces he participado en los medios de formación cristiana.

En 1996 contraje un cáncer linfático Me doy cuenta de que necesito aprovechar esta situación. Sé que puedo ayudar mucho a sacar adelante las intenciones apostólicas del Prelado, que son las del Santo Padre, ofreciendo los dolores que me causa la enfermedad. Ese es mi modo de colaborar.

Además, como los miembros de la Obra rezan por los cooperadores todos los días, me da alegría saber que puedo corresponder con mis oraciones y mi sufrimiento.


 

Ir a la página de Inicio