Inicio

 

Victorine Kouadio
estudiante de Informática en la Universidad de Abidjan, Costa de Marfil

Cooperadora del Opus Dei



Recuerda Victorine: "Estaba en Bouaké, en la universidad, cuando enfermé de leucemia. Tuve que ir a Abidjan al tratamiento, y una amiga me invitó a un retiro.

Al pasar el tiempo, gracias a la formación que he recibido, me fui dando cuenta de que mi enfermedad es un "tesoro" y me dije a mí misma que podría cooperar con mis oraciones, que podría ayudar a llevar a muchas almas a la santidad.

Lo que he aprendido ha ayudado también a mi familia, que veía en mi enfermedad una desgracia. Gracias a las oraciones de todos, esa manera de pensar está cambiando, y han redescubierto la importancia de la fe católica".


 

Ir a la página de Inicio