Inicio

 

Una iniciativa de personas del Opus Dei a orillas del rio Paraguay



Comienzos del dispensario

"En el año 1979 -contaba la promotora de esta iniciativa en un programa de televisión- surgió esta iniciativa entre un grupo de profesionales y estudiantes de medicina que llevaban una catequesis coordinada por personas del Opus Dei, en un barrio periférico de nuestra ciudad a orillas del río Paraguay.

Cuando fuimos conociendo estas familias nos dimos cuenta de las condiciones precarias en las que vivían, de la poca atención médica que tenían, y de sus dificultades para comprar los medicamentos. Y pensamos que debíamos hacer algo para mejorar su atención sanitaria.

Conseguimos remedios de unos laboratorios, y comenzamos en la casa de una señora del barrio que nos prestaba la cama. El salón de su casa era como una sala de espera y la farmacia.

Posteriormente, con la ayuda de los habitantes del lugar, conseguimos un local muy precario que se inundaba cada año con la creciente del río Paraguay. Vimos la necesidad de tener un local un poco más arriba y cuando tuvimos la posibilidad, conseguimos este lugar.

El dispensario actual

Y poco a poco fue creciendo este dispensario, con la ayuda de muchísima gente. Ahora les podemos prestar atención médica pediátrica, ginecológica y clínica; y tenemos un servicio de odontología y un laboratorio, bastante bien equipado.

Además de la atención médica, les damos clases de formación sanitaria mientras esperan la consulta: de higiene dental, de nutrición, de primeros auxilios, etc. Y también, para el que lo desea, clases de formación espiritual según la época del año, la Cuaresma, la Navidad… facilitándoles que reciban los sacramentos, como el matrimonio. En todo esto nos ayuda mucho la intercesión de Monseñor Escrivá a la que acuden muchos de nuestros pacientes.

En este momento tenemos cerca de dos mil, entre niños y adultos. Entre los niños hay mucha parasitosis, desnutrición, avitaminosis. Entre los adultos tenemos muchos pacientes con hipertensión arterial, seguramente por la mala alimentación que reciben. Les cobramos una cantidad mínima para que valoren la atención reciben y tengan derechos para exigir.


 

Ir a la página de Inicio