OPUS DEI EN ORENSE, OURENSE, GALICIA

 

 

Inicio

 

Opus Dei en Orense


¿Qué persigue el Opus Dei? Opus Dei en Galicia En Coruña En Vigo En Ferrol En Lugo

En Pontevedra En Santiago de Compostela



Club Vieiro, en Ourense


San Josemaría



Campamento en Montecelo

 



 

Estancia del Prelado del Opus Dei en Galicia

 

Junio de 1995

El Prelado del Opus Dei,
Javier Echevarría, visitó Galicia en junio de 1995, donde se reunió con un gran número de parsonas en un viaje de hondo sentido pastoral.

Firmó en el libro de Oro de la Catedral de Santiago -escena que recoge la fotografía- a la que peregrinó por primera vez, desde Burgos, el Fundador del Opus Dei en 1938, para ganar el Jubileo


Un diálogo de amor

Durante su estancia en tierras gallegas el prelado saludó al Obispo-Administrador diocesano, rezó ante la tumba del Apóstol y dio el tradicional abrazo al Santo.


Se celebraron con motivo de su visita varios encuentros en diversas ciudades gallegas en los que los asistentes -personas que participan en la labor evangelizadora del Opus Dei, miembros, cooperadores y amigos, cristianos y no cristianos- le fueron formulando cuestiones sobre temas candentes del mundo actual -siempre en clave espiritual- y de la vida cristiana.

¡Qué gran posibilidad tiene cada uno de vosotros -dijo en uno de esos encuentros- de convertir toda su existencia cotidiana en un diálogo continuo de amor!


En A Coruña

Más de 13.000 personas -en su mayoría, familias- participaron en el encuentro que tuvo lugar en el “Coliseum” de A Coruña.


Fue un encuentro entrañable, con numerosas muestras de afecto hacia el Prelado: por ejemplo, los vecinos de Puenteareas prepararon ante el estrado del Coliseo una alfombra de flores y le recibieron a su llegado los gaiteros de Maniños.

Refiriéndose a aquella alfombra, una obra de arte, dijo: "pienso que detrás de cada uno de estos trabajos habrá mucha oración. Ofrezco a Dios la tarea que han realizado aquí como oración, y pido al Señor que bendiga a todos los que la han trabajado materialmente".

 





Muchos padres del Colegio Peñarredonda, cercano al Coliseum -un colegio que cuenta con la asistencia espiritual de sacerdotes del Opus Dei- participaron en la preparación del acto.

Diversos padres de familia hicieron preguntas sobre cómo podían mejorar como esposos o en la educación de sus hijos. En la fotografía siguiente, con la familia de Roberto y Laura.

 

El Prelado les recordó las enseñanzas de la Encíclica Evangelium vitae que había aparecido recientemente y les animó a vivir con un fuerte sentido de solidaridad y cooperación con todos.


"Es éste el momento que el Señor nos ha puesto a cada uno de nosotros -dijo- para que vivamos con optimismo, con alegría, con sentido sobrenatural.

Recuerdo a todas las familias esa pregunta del Papa en la Carta a las Familias, "Familia cristiana, qué dices de ti misma?

Y es bueno que todos vayamos considerando qué hacemos cada día para que nuestros hogares sean reflejo del hogar de Nazaret.

¿Cómo nos entregamos a los demás en nuestra familia? ¿Te comportas coheremente como cristiano?

 
 
El Prelado visitó algunas iniciativas apostólicas impulsadas por miembros del Opus Dei, cooperadores y amigos en tierras gallegas, como el centro de formación Olbeira, situado en San Miguel de Deiro, en Vilanova de Arousa.

En la fotografía superior se le ve plantando un árbol, como recuerdo de su estancia en el jardín de Montecelo, una casa de convivencias en el concello de Paderne, sobre la ría de Betanzos; en la fotografía que acompaña estas lineas, el Prelado saluda a Francisco, el jardinero de Olbeira.


 

En los encuentros de catequesis, le hicieron numerosas preguntas sobre la vida cristiana. En la fotografía, Rodolfo, un supernumerario del Opus Dei, arquitecto y orientador familiar le pregunta al Prelado por la familia, contándole que había venido su familia al completo a aquel encuentro: su mujer, sus siete hijos, sus cuatro nueras...

Le contó que tenía catorce nietos y uno en camino.

El Prelado del Opus Dei, le dijo, al final de su respuesta:

-Familias cristianas de Galicia, no se trata de que no os separéis, sino de que lo llevéis al plano positivo. ¡Uníos, quereos más, mucho más!

Que no solamente os necesitan vuestros hijos, sino también vuestros amigos, vuestros colegas y los hijos de vuestros amigos, vuestros colegas ylos hijos de vuestros amigos, de vuestras amigas y vuestros colegas.

Vivid cristianamente en familia: daréis mucha paz a vuestra vida y a vuestros hijos, y seréis punto de referencia donde se cobijarán y aprenderán muchas otras familias.

 

 

Ir a la página de Inicio