Inicio

 

Teresa Rivero, madre de familia numerosa, Presidenta del Club de Fútbol Rayo Vallecano, supernumeraria del Opus Dei


«Los futbolistas me ven como si yo fuera su madre»
Caricatura de Miguel Cerro, en 20minutos
 









 

Doña Teresa es una de las figuras más populares de España. Su figura aparece con frecuencia en anuncios de televisión, acompañada por alguno de sus 49 nietos, promocionando productos de sus empresas familiares.

Esposa del conocido empresario don José María Ruíz-Mateos, madre de 13 hijos y Presidenta de un Club de Fútbol -El Rayo Vallecano, nada menos-, rezuma sentido común, simpatía andaluza (jerezana por más señas) y un envidiable buen humor.

He reunido algunas de las respuestas que ha dado en sus entrevistas a diversos medios sobre cuestiones de carácter humano y espiritual, dejando de lado otros aspectos -como la marcha deportiva de su Club o los negocios familiares- buscando los rasgos que muestran mejor, a mi juicio, el perfil de esta mujer excepcional.



Algunas respuestas de la entrevista concedida a Marina Torregrosa. 27.02.2006 en 20minutos, sobre El Rayo Vallecano

Andaluza de las graciosas, esta jerezana ha cumplido 12 años como presidenta del Rayo Vallecano, un club que no atraviesa su mejor momento pero que, fiel a su espíritu social, ha creado un mundialito para niños.

¿Cómo surgió el mundialito?

Interesa a la labor social del Rayo y, además, puede servir para fichar para la cantera.

¿Cómo ve el Rayo?

Regular. Éramos el tercer equipo de Madrid y ahora no sé lo que somos.

¿Contentos con Míchel?

Ha venido con mucho interés y sabe mucho de fútbol, pero hace dos domingos, cuando perdimos ante el Fuenlabrada, me cogí un rebote y pensé destituirlo, aunque luego recapacité. Creo que es muy capaz. Además, cuando hablas con él, te desarma. Es tan recto, caballero y simpático....

¿Echa de menos Primera?

Bastante. Se echa de menos el buen fútbol, en Segunda B es de mucho contacto.

¿El Rayo le da más alegrías o más disgustos?

Las categorías inferiores y las niñas dan muchas alegrías, pero con el primer equipo hay que poner ilusión, porque en esta vida si no tienes ilusión, vas dado.

¿Sigue tanto a sus jugadores?

Sí. Viajamos juntos y me ven como si fuera su madre.

¿En estos doce años ha aprendido mucho de fútbol?

Bastante. Al principio, me aburría, pero empecé a leer, a hablar con gente de fútbol...

¿Le gusta más a usted que a su marido?

Sí, él lucha por sacar adelante el club, pero la que se ha vuelto una forofa soy yo. Leo  la prensa deportiva y prefiero el fútbol a las películas.

¿Irá al Mundial de Alemania?

Estoy invitada, pero aún queda mucho y no sé si podré.

¿Hasta cuándo presidenta?

Creo que hasta que vaya con bastón. No tenemos pensamiento de vender el Rayo.

Con 13 hijos y 49 nietos, una reunión en su casa tiene que ser una fiesta…

Normalmente salimos, porque nos juntamos unos 70...

¿En casa caben todos?

Reunir a todos es difícil, pero los que viven aquí vienen los domingos que juega el Rayo.

¿Y cocina usted?

Me encanta hacer arroz, un postre… Me levanto temprano para recoger, cocinar, ir a misa, al fútbol…

De las tareas del hogar, ¿cuál prefiere?

La cocina y planchar.

¿Sigue yendo a los toros?

Con el fútbol tengo poco tiempo, y no voy. Aprovecho los ratos libres para hacer gimnasia, leer, escuchar música…

Algún nieto es futbolista?

Hay tres o cuatro que juegan muy bien, pero en el colegio.

Lo más importante es...

Yo soy muy creyente, y siempre he inculcado la fe a mis hijos, así como que sean honrados, trabajadores y tengan una buena vivencia con Dios.


Estractos de una entrevista en El Mundo

Escudo del Club de Fútbol Rayo Vallecano

"Aunque yo soy de la Obra, no exijo nada, respeto la libertad de mis hijos. Mi marido y yo hemos procurado darles una buena formación y no nos ha salido ninguna `oveja negra', aunque siempre hay alguno que te da más quehacer que otro.

Afortunadamente se han ido casando todos, ninguno ha optado por formar una pareja de hecho. No me hubiera gustado, la verdad. Hombre, todavía me queda alguno soltero… Si decide formar una pareja de hecho la solución para mí pasaría por rezar más y encomendarle a Dios para que obre de una manera adecuada". (...)

Tampoco ve con buenos ojos las relaciones prematrimoniales. "Yo no sé por qué ahora tiene que haber eso. Sé que mis hijos se van con sus novias los fines de semana, pero confío en ellos y creo que se van a portar como se tienen que portar. ¡Hay que estar en el mundo, no les voy a colocar ahora una tata para vigilarlos!

Estoy convencida de que las relaciones prematrimoniales no son necesarias porque en un noviazgo ves claramente si el hombre te gusta o no. Yo estuve dos años de novia y llevo ya 42 de matrimonio.

Evidentemente, en un matrimonio hay momentos buenos y momentos malos, pero tienes que aprender a ceder, a darte… La gente se casa pensando que el matrimonio es una cosa temporal, pero no es así. Y que no me vengan con el cuento de que el amor se acaba; si eso sucede es que el amor nunca ha existido".

Teresa Rivero es la única mujer en España que preside un equipo de fútbol. Asegura que por su condición femenina no ha tenido problemas con los demás directivos. "Al contrario. Han sido muy amables conmigo, y recuerdo que en una reunión de la Liga Profesional hubo uno que dijo: `Que esté aquí la presidenta del Rayo nos va a servir para que hablemos mejor'. Lo que sí es cierto es que el mundo del fútbol es un poco machista, y yo creo que no hay que ser machista, pero tampoco feminista.

La mujer tiene que dar estabilidad, ocuparse del marido y de los hijos. Si además le quedan fuerzas para desempeñar un cargo público, me parece muy bien que lo haga. La verdad es que yo nunca eché de menos trabajar porque, con 13 hijos, tú me dirás".

-Con 13 hijos y 33 nietos, ¿se imagina en una residencia de ancianos?

-¡Uy, no, por Dios! Espero que alguno de mis hijos quiera cuidar a su madre y si no, iremos a la residencia… ¡Qué le vamos a hacer! Soy una mujer muy independiente y no me gusta dar la lata; pero con tantos hijos meterte en una residencia... ¡Qué tristeza! Suficiente pena es la de advertir cómo pasan los años, eso sí que es una prueba muy dura. Te levantas y un día te duele una pierna, otro día la espalda… No es nada fácil aceptar que estás perdiendo facultades. Además, es que yo no soy de ésas a las que les da igual la muerte. Pues mira, no, yo no tengo ningún interés en morirme.

-¿Eutanasia?

-No la acepto. Tú no puedes decidir cuándo hay que dejar morir a una persona; eso lo decide Dios, que para eso es el amo de la vida. Tu deber es aliviarla en la medida que te sea posible, prepararla para cuando llegue la hora… Hombre, si al final esa persona está prácticamente muerta y llena de tubos, a lo mejor. De la misma manera que no acepto la eutanasia tampoco el aborto en ningún supuesto; el niño siempre tiene que nacer.


Extractos de algunas declaraciones en el Encuentro digital de Elmundo.es

 

¿Se deja aconsejar por su marido?

Si, por supuesto. El es empresario y yo no.

¿Sería capaz de recitarme de memoria los nombres de sus 32 nietos? Apuesto que no.

Pues si. Los recito: José María, Iñigo, Bernardo, Fátima, Javier, Alvaro, María, Zoilo, Jaime, Begoña, Carlos, Leticia, blanca, Ignacio, Joaquín, Marta, Patricia, Lucia, Alberto, Teresa, Alfonso, Pablo, Almudena, Rocio, Victoria, María, Luis, Teresa, Alejandra, Carlota, Patricia, Juan y Gonzalo.

¿Qué se siente cuando el estadio de tu equipo lleva tu nombre?

Una satisfacción muy grande, muy agradecida a los socios del Rayo Vallecano que quisieron que el estadio llevara mi nombre.

¿Es cierto que les teje bufanditas a sus jugadores?

No. Eso, no. No tengo tiempo.

¿Qué porcentaje de sus honorarios como presidenta destina a la Obra?

Ninguno, porque no tengo honorarios en el Rayo. Trabajo gratis pero con gusto.

¿Hasta cuando de presidenta?

Hasta que Dios me conserve así, porque cuando ya sea viejecita, con el bastón no creo que pueda ir.

¿Es dificil compaginar sus labores como ama de casa y la Presidencia del Rayo ?

No, no es difícil. Es cuestión de organizarte y cuando lo haces con ilusión pues da tiempo a todo.

¿Por qué se enfervoriza usted tanto en las gradas?

Porque el Rayo para mí es algo muy mío y lo vivo muy apasionadamente. Siempre me pasa. Soy una persona muy vitalista y las cosas que me gustan o sobre las que tengo responsabilidad me hacen vibrar.

¿Están celosos sus hijos del amor que le da a sus jugadores?

No, porque ellos saben que los hijos son lo primero y que a los jugadores hay que mimarlos porque son buenos chicos y para que ganen la UEFA.

¿Se encomienda a la Virgen cuando ha de tomar una decisión importante en la vida?

Si, siempre. Porque soy bastante rezadora. Y acostumbro a encomendar todo en la vida.

Soy el de la pregunta de los nietos. A ver si la pillo con la alineación habitual del Rayo

Pues no me va a pillar tampoco. Keller, Mingo, Ballesteros, De Quintana, Alcazar, Glaucio, Poschner, Ivan Iglesias, Michel, Bolic y Bolo.

Cuando se reúne con toda su familia a comer, ¿Tiene que poner la mesa en el estadio?

No, la pongo en mi casa, que tenemos un comedor apropiado para tanta familia.

Desde luego, es Vd. admirable. A su edad (que no sé cuál es, pero seguro que más de 50) dedicarse a una actividad nueva con tanta ilusión y hacerlo bien es digno de admiracion...

Que contenta me pongo. No se quién eres, pero eres una persona encantadora y te lo agradezco mucho.


 

Ir a la página de Inicio