Inicio

 

Miguel Sancho Izquierdo



En diciembre de 1988, cuando se acercaba a los 99 años de edad, fallecía en Zaragoza, Miguel Sancho Izquierdo. Su existencia estuvo llena de actividad pública en sus múltiples facetas: académicas, sociales, políticas y periodísticas.

Nacido en Calanda (Teruel) el 17 de junio de 1890, se trasladó a los nueve años con toda su familia a Zaragoza. Allí hizo su carrerra universitaria y se doctoró con la máxima calificación, tanto en Derecho como en Filosofía y Letras.

Su labor docente comenzó en 1915 como auxiliar interino de Fundamentos de Derecho. Desde 1920 y hasta su jubilación obligatoria en 1960 fue catedrático de Derecho Natural en la Universidad de Zaragoza. Tuvo como alumno a San Josemaría Escrivá, que le guardó siempre gran afecto.

Siguió impartiendo Derecho Natural y Filosofía del Derecho como profesor invitado de la Universidad de Navarra, fundada por san Josemaría.

Durante su prolongada etapa como rector de la Universidad de Zaragoza (1941-1954) dio un impulso decisivo a la Ciudad Universitaria y fue el alma de la creación de la Universidad de Verano de Jaca. Su nombre y prestigio traspasó las fronteras y llegó a ser investido doctor 'honoris causa' por las universidades de Navarra, Burdeos y Toulouse.

En el terreno político encabezó la candidatura de la CEDA por Teruel en las elecciones de 1933 y fue elegido diputado en esa legislatura. Posteriormente, en años de la posguerra española, fue concejal del Ayuntamiento de Zaragoza. Ya en la reinstauración democrática, y a pesar de su avanzada edad, siguió prestando su nombre y su conocimiento al servicio del Partido Aragonés, del que fue presidente de honor hasta su fallecimiento.

Defensor a ultranza del esperanto como idioma universal, fue presidente durante años de los esperantistas españoles, a quienes representó en los congresos mundiales de Varsovia y Tokio. En el terreno periodístico, fue director en su juventud del diario aragonés 'El Noticiero' y posteriormente miembro de su Consejo de Administración hasta su desaparición, en 1976.

Casado con Pilar Rebullida, tuvo nueve hijos, uno de ellos Francisco Sancho Rebullida, del que se encuentra una semblanza en esta página web.


 

Ir a la página de Inicio