Inicio

 

 

Opus Dei: hombres y mujeres


 

La formación del Opus Dei se dirige a mujeres y a hombres por separado, aunque la gran mayoría de los hombres y mujeres del Opus Dei estén casados. Algunas personas se preguntan por qué se actúa de ese modo. Las razones, a mi modo de ver, son las siguientes:

 

  • Porque esa separación forma parte del carisma fundacional: el fundador vio que eso era lo que Dios pedía para el Opus Dei, del mismo modo que pide otro modo de proceder a otros fundadores y a otras instituciones. Cada una guarda sus modos apostólicos propios.
  • No se trata, por lo tanto, de un modo de funcionar puramente coyuntural o fruto de la mentalidad de una época, sino de un elemento esencial.
  • Esta separación no supone una discriminación, porque no toda separación significa una discriminación: las mujeres y los hombres tienen la misma vocación, el mismo espíritu, la misma misión. Esa separación significa únicamente que tanto las mujeres como los hombres tienen sus propios apostolados y sus medios de formación, con un régimen económico diferente; hay también separación entre los consejos que ayudan al Prelado y los vicarios.

Ir a la página de Inicio