.Inicio

 

Vivir el momento presente, sin ójalas


 


 


"¡Ah, dijo el pájaro: el género humano no soporta demasiada realidad". Tenía razón Eliot: tendemos a evadirnos del momento presente: unas veces intentando refugiarnos en el pasado y otras en el futuro, con recuerdos o ensoñaciones inútiles. Y olvidamos que es precisamente aquí y ahora, en la realidad aparentemente gris de cada día, donde nos llama Dios para servirle y amarle.

Un aquí y ahora que nos resulta en ocasiones, muy prosaico: por que se trata, por ejemplo, de comprar media docena de huevos a la huevería del barrio. ¿Puede haber algo aparentemente menos sublime?

Víctor reflexiona sobre esto mientras hace un recado en una huevería del barrio de Orriols, uno de los más populares de Valencia.

Sus palabras recuerdan las enseñanzas de san Josemaría en su conocida "Homilía del Campus" de 1967: "Vivir santamente la vida ordinaria, acabo de deciros -decía el Fundador-. Y con esas palabras me refiero a todo el programa de vuestro quehacer cristiano.

Dejaos, pues, de sueños, de falsos idealismos, de fantasías, de eso que suelo llamar mística ojalatera -¡ojalá no me hubiera casado, ojalá no tuviera esta profesión, ojalá tuviera más salud, ojalá fuera joven, ojalá fuera viejo!...-, y ateneos, en cambio, sobriamente, a la realidad más material e inmediata, que es donde está el Señor: mirad mis manos y mis pies, dijo Jesús resucitado: soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo".

 


 

Para saber más:

San Josemaría. Homilía del Campus

Audio de la Homilía del Campus

Comentario sobre la Homilía del Campus


 

Ir a la página de Inicio