.Inicio

 

Los colegios de mis hijos


 



Como bien dice este joven profesional valenciano, padre de seis hijos -sólo falta en la foto el pequeño Lucas, recién nacido, que se ha quedado en casa con su madre- todo depende de las prioridades que uno tenga.

Por ejemplo, en la elección del colegio para los hijos. A unos padres -comenta- les interesa sobre todo que aprendan inglés; a otros, que sepan mucha informática...

"Mi mujer y yo -cuenta- queremos que nuestros hijos tengan una buena formación humana, y una buena preparación profesional -informática e inglés, incluidos-, pero sobre todo (esas son nuestras prioridades) una buena formación cristiana; una base sólida que les lleve a conocer el mensaje de Cristo, porque eso es lo mejor que podemos ofrecerles en este mundo".

Para esa razón, Tere y Juansa han elegido unos colegios para sus hijos que les ofrecen esa formación en sus tres vertientes: humana, profesional y cristiana.

Y además, están convencidos de que ése es su mejor negocio.

Vídeo de san Josemaría. Tu principal trabajo: tus hijos.


 

Palabras de san Josemaría a los padres

El primer negocio es que vuestros hijos salgan como deseáis; por lo menos tan buenos y, si es posible, mejor que vosotros. Por tanto, ¡insisto!: esta clase de Colegios, promovidos por los padres de familia, tienen interés, en primer término, para los padres de familia; luego, para el profesorado, y después para los estudiantes.

Y me diréis: ¿este trabajo será útil? Lo estáis viendo: cada uno tiene experiencia personal, a través de la de sus hijos. Si no van mejor, es por culpa vuestra: porque no rezáis y porque no venís por aquí.

Vuestra labor es muy interesante, y vuestros negocios no se resentirán por esta dedicación que os pide el Colegio. Con palabras del Espíritu Santo, os digo: electi mei non laborabunt frustra (Is 65, 23).

Os ha elegido el Señor, para esta labor que se hace en provecho de vuestros hijos, de las almas de vuestros hijos, de las inteligencias de vuestros hijos, del carácter de vuestros hijos; porque aquí no sólo se enseña, sino que se educa, y los profesores participan de los derechos y deberes del padre y de la madre.

 

 



 

Ir a la página de Inicio