------------------

Los Papas cuentan la historia de su vocación

.Inicio

 


 

Juan Pablo II

 


 


11 mayo 2003, antes de la oración del Ángelus:

Queridos hermanos y hermanas:

Se celebra hoy la cuadragésima Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que tiene como tema: He aquí a mi siervo, a quien elegí; mi amado, en quien mi alma se complace”. (Mateo 12, 18; Cf. Isaías 42, 1-4). (…)

Queridos, en virtud del Bautismo y de la Confirmación, todo cristiano está llamado a ser testigo del Evangelio. Pero, con especial vocación, Dios siempre ha invitado a alguno a una entrega más total de sí mismo a la causa del Reino. Ciertamente él también ha puesto su mirada en chicos y chicas de hoy.

Exhorto a quienes sientan resonar en el corazón su voz a darle su propio "sí" generoso y a alimentarlo, después, día tras día, en la oración, permaneciendo unidos como los sarmientos a la vid (Cf. Juan 15, 5). (…)

Modelo de esta adhesión disponible y total a la voluntad de Dios es la Virgen María. Al pronunciar su «He aquí» se definió «la esclava del Señor» (Lucas 1, 38) y se mostró plenamente disponible al designio de la salvación. los que hoy han recibido la ordenación sacerdotal.




Benedicto XVI



 

"El seminarista vive la belleza de la llamada en el momento que podríamos definir de 'enamoramiento'. Su ánimo, henchido de asombro, le hace decir en la oración: Señor, ¿por qué precisamente a mí? Pero el amor no tiene un 'por qué', es un don gratuito al que se responde con la entrega de sí mismo"

El Papa recordó en Colonia que el seminario es un tiempo destinado a la formación y al discernimiento y que la formación tiene varias dimensiones que convergen en la unidad de la persona, que comprende el ámbito humano, espiritual y cultural.

"Por ello es necesario un estudio profundo de la Sagrada Escritura como también de la fe y de la vida de la Iglesia, en la cual la Escritura permanece como palabra viva".

Iglesia de san Pantaleón, Colonia


 

Ir la Página de Inicio