Diciendo no sin parecer estúpida

 

 

CÓMO MANTENER EL NO

Las respuestas a éstas y otras dudas están en “Tus preguntas sobre amor y sexo”, un libro que habla de esos temas con claridad y criterio.

Magdalena Pulido S.

Mary Beth Bonacci ha dedicado su vida a dar charlas a jóvenes y padres en colegios, universidades, televisión y seminarios sobre sexualidad. Después de cada presentación ella pide a los asistentes, que escriban, en forma anónima, en un papel sus dudas. Son preguntas profundas y tan universales que las recopiló en este completísimo libro. Aquí responde, a través de su experiencia y de las enseñanzas de la Iglesia dudas sobre las relaciones sexuales, la pornografía, los anticonceptivos… y mucho más.

El capítulo que habla sobre cómo mantener el no a las relaciones sexuales antes del matrimonio, es muy interesante y reproducimos algunas de sus respuestas:

¿Hay alguna forma de salvar una relación sin que haya sexo cuando el otro no deja de pedírtelo?

Depende de la otra persona. Si su respeto hacia ti le lleva a dejar de presionarte y estar dispuesto a vivir la castidad, no veo que haya problema.

Pero si no acepta el “no” como respuesta, lo mejor es que te olvides de esa persona. No tontees con quien te presione. Puedes tener la seguridad de que no te quiere de verdad y no quiere lo mejor para ti. Quizá el problema es de inmadurez más que de mala voluntad pero, en todo caso, no tiene sentido empeñarse y menos en este caso, porque esa presión puede ser cada vez más intensa y más difícil de resistir. Si te cuesta ahora, imagínate si al final se acaba saliendo con la suya, aprovechando un momento de debilidad por tu parte.

Después de aprender todo esto, estoy de acuerdo en que mi novia y yo deberíamos dejar de tener relaciones, pero me da miedo perderla si se lo planteo. ¿Cómo se lo explico?

Con mucho cariño. Dile que te has enterado de algunas cosas que antes no sabías. Dile que ahora tienes claro que las relaciones sexuales suponen un peligro para vuestro futuro, y que no quieres arriesgar todo eso.Dile que lo has decidido por su bien, porque te importa ella y vuestro futuro, y no quieres estropearlo. Dile que esto es muy importante para ti. Díselo con cariño pero con convicción al mismo tiempo.

Me doy cuenta de lo que puede costar algo así. Es un “test” arriesgado pero muy exacto para comprobar si realmente te quiere. Vas a poder saber exactamente lo que de verdad siente por ti: si es amor o egoísmo.

Si te escucha, te entiende y lo acepta, entonces sabrás que eres tú lo que le interesa. Si no lo hace y quizá incluso te amenaza con dejarte, ya sabes lo que había en realidad. Y la realidad puede ser dura pero, si lo es, mejor saberlo antes de que sea demasiado tarde.

 

¿Cómo le explicas a un chico hasta dónde estás dispuesta a llegar en el sexo?

Si no están casados , tienes que decirle que no estás dispuesta a llegar a ningún sitio. ¿Cómo? Ante todo, seguro que ya le has dicho muchas cosas de cómo eres sin darte cuenta y sin que él te lo pregunte, por tu forma de vestir, de comportarte, tu forma de hablar…todo eso dice el 90% sobre ti en un lenguaje que los hombres entienden muy bien. Si todo eso ya le ha hecho saber que quieres respetarte a ti misma y que no consideras que el sexo sea un juego, no te sorprendas de que los que buscan sexo no se te acerquen y, en el fondo, te envidien y admiren.

Además no salgas con alguien que tiene fama de jugar con este tema, o si sabes que ha presionado a una compañera. Céntrate en los que sepas que son gente de fiar. Cuando estés con uno de ellos, sigue enviando esos mensajes: viste bien, pero discreta; no entres nunca a la grosería o los chistes “verdes” y no hace falta que saques el tema, pero si él lo hace, dile con claridad lo que piensas.

Controla la forma de manifestarle tu cariño. No hay motivo para hacer grandes alardes mientras no le conozcas muy bien, así que no te preocupes de eso por ahora. Eso sí, cuando pienses que ha llegado el momento de besarle, asegúrate que sabe lo que piensas.

Si aún es tan torpe de intentar algo malo, lee la siguiente respuesta.

¿Cómo puedo decir que no sin parecer estúpida o dañar nuestra relación? ¿Cuál es el sistema más eficaz para decir que no? ¿Me puedes sugerir algo más normal que decirle “perdona vamos a ser castos de una vez”?

He incluido tres preguntas distintas sobre lo mismo porque es uno de los temas más repetidos.

Decir que “no” puede ser difícil, sin duda. Importante, pero difícil. Por eso, lo mejor es no llegar a una situación en la que la única salida es un “corte” tajante, y eso se consigue yendo con cuidado y actuando bien desde el principio, como he explicado en la pregunta anterior, en la elección de la persona, en los mensajes que emitimos con nuestra forma de actuar y en la claridad con que hablamos cuando se nos pregunta.

Antes que nada, una cosa. No estás obligada a decir que sí a nada. En realidad, es tu cuerpo lo que está en juego. La otra persona no tiene ningún derecho sobre él, aunque te quiera con locura, aunque te lo discuta.

Si te parece oportuno explicarle porque la virginidad es estupenda, hazlo. Me parece bien. Pero no esperes a estar a solas en un descampado y dentro de su coche, porponer un ejemplo, porque lo primero que tendrías que haber hecho es no ir con él hasta allí. Primero sal corriendo y luego, si quieres, le llamas por teléfono y se lo explicas.

 

¿Quién es?

Mary Beth Bonacci, es norteamericana, y se dedica hace más de quince años a impartir conferencias sobre el amor y la castidad, reuniéndose cada año con más de 100.000 personas. Además es la fundadora de Real Love, Inc., una organización dedicada a promover el respeto a la sexualidad.

Ha grabado y producido seis videos sobre estos temas, escribe regularmente una columna en varios diarios y es autora de diversos libros.

Ha impartido conferencias sobre temas en torno al auténtico amor humano y sexualidad en diferentes países.

Realizó un Master en Teología del Matrimonio y la Familia en el Instituto Juan Pablo II y actualmente reside en Arizona.


De hacerfamilia.net

Volver a la Página de Inicio