---Inicio


----"El desarrollo es el otro nombre de la paz" (Pablo VI)

 

En esta sección iré dando noticias de iniciativas que llevan a cabo los católicos en todo el mundo a favor de la justicia social y el desarrollo integral de la persona (espiritual, humano, educativo, material).

Son iniciativas de todo tipo, en sintonía con las enseñanzas de los Pontífices.

Los promotores explican sus necesidades mediante una carta y solicitan ayuda para un proyecto determinado.

Las personas que deseen ayudarles pueden ponerse en contacto directamente con ellos en la dirección indicada.

 

 

Kimlea, África. Una escuela para el desarrollo de la mujer africana

 

Carta desde Kimlea

 

Kimlea, Kenia, 8 de mayo de 2005

Estimados amigos de la página web ConelPapa:

Les escribo para hablarles de Kimlea, una escuela que trabaja para la promoción de niñas y muchachas africanas que viven en situación de extrema necesidad.

Kimlea está en Kenia, en el distrito de Kiambú, que es eminentemente rural y uno de los mas poblados de Kenia.

La principal actividad económica de los habitantes de Kiambú es la agricultura, que se concentra en grandes plantaciones de té y de café, cuya propiedad está en manos de unos pocos particulares o de grandes cooperativas.

La mayor parte de la población trabaja y vive en estas explotaciones. Cada plantación alberga en torno a unas cien familias de tribus distintas: kikuyus, luos, kambas, kalenjins...

Familias enteras de diversas zonas del país se traslada a estas plantaciones en busca de un trabajo para sobrevivir.

Nuestra escuela, Kimlea, se dirige a jóvenes que viven en chozas hechas con palos y barro, con un suelo de tierra, de ocho o nueve metros cuadrados como mucho.

Sus familias no tienen de nada. En el centro de la choza ponen unas cuantas piedras donde cocinan con leña y se calientan al fuego, cosa importante, porque vivimos en una zona muy alta del país, bastante fría.

Una alumna de Kimlea, trabajando en el campo

La mayoría de los padres de estas chicas trabajan en la recogida del te o del café, y ganan muy poco: unos 50 céntimos o un euro al día, como mucho; y con esto no tienen dinero para mandar a las niñas al colegio, cuando terminan la enseñanza Primaria, que es gratuita.

A veces mandan a los hijos varones a la Escuela, pero con frecuencia, como tienen tantas necesidades, no pueden pagar ni esa Escuela siquiera.

En Kimlea nos proponemos ayudar a estas chicas para que se ganen la vida por sí mismas y puedan ayudar a sus familias. Aquí aprenden costura, punto con máquina de tricotar, cocina, cría de conejos, producción de miel de abejas, horticultura, etc.

Nuestro objetivo es que, al cabo de dos años encuentren empleo, y se puedan mantener económicamente por sí mismas, cosiendo, vendiendo lo que cocinen o poniendo un puesto de comidas.

Una de ellas, que ha terminado ya su estudios en Kimlea, ha instalado un hornillo de carbón cerca de la carretera. Hace unos bollos que llaman “mandazi”, muy típicos de esta zona, y los va vendiendo a la gente que pasa.

Otras chicas han podido comprar una máquina de coser y han puesto al lado de su casa un pequeño taller, hecho con tablas ; o han encontrado trabajo en fábricas de ropa, en empresas de limpieza, en la cocina de hospitales, de colegios, etc.

Cada una escoge lo que le gusta más o para lo que tiene mas habilidad. Ésta es la ventaja de la formacion profesional tan heterogenea que reciben en Kimlea y que las habilita para ganarse la vida, además de ayudar a sus familias.

Antigua alumna de Kimlea en su negocio

En Kimlea pagan una cantidad muy baja -euro y medio al mes- porque no es conveniente dar esa formación gratis: aquí lo que no se paga no se valora.

Pero ni siquiera tienen dinero para esa cantidad que, como se puede ver, es simbólica. Para que puedan pagar ese euro y medio hay que proporcionarles algún trabajo en la escuela, para que tengan la responsabilidad y la alegría de autocoestarse sus propios estudios.

Las clases se dan durante el día y muchas de ellas no comen prácticamente nada hasta que llegan a sus casas por la noche. Casi nunca comen carne, porque es muy cara. Su comida básica es el “ugali”, una mezcla de harina de maíz con agua, una especie de pasta, muy espesa; y el “irio”, que se hace con maíz, alubias, patatas y verduras, cocidas y machacadas como un puré.

Las que pueden, se traen de su casa un poco de maíz cocido, que se toman a mediodía en la escuela. En la escuela les dejan aguacates y frutas de los árboles, para que no estén con el estómago vacío.

Les escribo para pedirles que contribuyan con Kimlea pagando una beca.

 

COSTE DE UNA BECA: 250 euros al año

 

Como todas las chicas son pobres, se necesitan 150 becas.

Al ayudarlas se contribuye a que tengan su profesión, y puedan vivir de forma más humana, ayudando a su familia.

El primer dinero que ganan estas chicas suelen emplearlo en enviar a sus hermanos al colegio.

Con esa beca, se las saca de la miseria para siempre.

 

Si desean ayudar, pueden enviar su colaboración económica a la siguiente cuenta de Fundación del Valle: 2100 1696 26 0200051214 (indicando que es para la escuela Kimlea de Kenia), o lo pueden hacer directamente mandando una transferencia bancaria a: 

Banco - Kenya Commercial Bank, Moi Avenue Branch, P O Box 30081, Nairobi, KENYA

Titulo de la cuenta: Kianda Foundation

Número de cuenta: 432 000 316

Swift Code: KCBLKENX

Si desean mas información pueden contactar conmigo en kianda@africaonline.co.ke 

Muchas gracias por anticipado:

Mercedes Otaduy

 

Ayudar, de la A a la Z

 

Información, de la A a Z, de algunas iniciativas llevadas a cabo por católicos, en todo el mundo.

Iré ampliando progresivamente esta relación.


Caritas Internacional

Caritas internacional


Franciscanos de la Cruz Blanca

Delegación para América. Venezuela


Guadalupe, misioneros.

Misioneros de Guadalupe (México)

¿Qué es el Instituto de Santa María de Guadalupe?


Manos Unidas

Manos Unidas


Misioneras de la Caridad (Beata Teresa de Calcuta)

  Misioneras de la Caridad

Misioneros en el mundo


Padres Blancos


Salesianos

Los salesianos trabajan con los jóvenes en las zonas más pobres del mundo siguiendo el carisma de San Juan Bosco.

Ir a la Página de Inicio